10 may. 2006

Hasta pronto Málaga

Baja a segunda división un historico de nuestro futbol, el Málaga C.F.; así es como lo conocemos desde la desaparición del C.D. Málaga. Por motivos economicos desapareció el club de la costa del sol, y fue su filial (que tenía un numero de registro independiente), antes conocido como Atlético Malagueño, el encargado de representar a la ciudad de Málaga, eso ocurrió en 1994.

En la temporada 94-95 llegaron Beltrán y Puche a la directiva del Málaga, que por entonces militaba en tercera división, y salvaron la situación economica del club que era muy delicada. Además ese mismo año se ascendió a Segunda B. La temporada 95-96 el clug consiguió alcanzar la quinta plaza. Al año siguiente Fernando Puche sustituyó a Beltrán como presidente del club, y para mi entender ha sido el mejor presidente para el Málaga. En dos años el club ya estaba de nuevo en Primera. La gestión deportiva de Fernando Puche fue impecable, el club tenía jugadores de calidad (De los Santos, Catanha, Movilla, Agostinho...), y supo aprovechar muy bien canteranos del Real Madrid, como Edgar, Rojas, Fernando Sanz, Contreras... En el campeonato 01-02, llegó el relevo en la presidencia del club y Serafin Roldán sustituyó a Fernando Puche; se consiguió gracias a la Intertoto la clasificación para la UEFA.

La participación del equipo costasoleño en la copa de la UEFA, en la que llegó a eliminar a equipos de la talla del Leeds inglés fue el zénit de un equipo que desde que está en manos de la directiva presidida por Serafín Roldán va de mal en peor. Comenzó malvendiendo jugadores, como Movilla, Rufete, De los Santos... y dejando marcharse libres a hombres como Contreras o Dario Silva.

La temporada 2003-2004, la primera sin Joaquin Peiró (hombre al que se destituyó por cuestiones desconocidas), se salvó gracias al buen hacer de Duda y Salva, delantero que incluso llegó a la internacionalidad gracias a su gran actuación durante toda la campaña. De ese año se puede recordar un glorioso 5-1 en la Rosaleda al Futbol Club Barcelona. Gran parte del mérito de aquel buen año se debe a un hombre que hoy está disputando la final de la copa de la UEFA desde el banquillo sevillista, Juande Ramos, que se fue del equipo al cumplirsele el contrato estipulado por un año y observar que la directiva no le ofrecía un proyecto sólido.

Para afrontar la Liga 2004-2005 la directiva contrató a un técnico de la calidad de Gregorio Manzano, que siempre había parecido predestinado para ese cargo, y realizó las incorporaciones de Amoroso y Wanchope para suplir la marcha del cedido Salva. Aquel año comenzó con grandes goleadas por parte del Málaga y con el equipo en puestos de UEFA; pero una derrota en el Coliseum Alfonso Perez mediada la primera vuelta fue el punto de inflexión que dio comienzo a una negativa racha de la que solo se pudo salir mediantela destitución de Gregorio Manzano (abonandole una cuantiosa cantidad por haberle firmado un contrato por varios años) y la entrega del timón del conjunto al técnico del filial (único filial español aquel año en Segunda división). Desde que Antonio tapia debutara con una victoria ante el Sevilla por 1-0 el equipo comenzó una racha triunfal que lo hizo prácticamente invatible, consiguiendo registros própios de un equipo de Champions, pasando de estar en descenso a terminar la temporada en la zona media de la tabla..

Una vez la entidad se deshizo de los pufos que resultaron ser Wanchope y Amoroso, y repescó a aquel gran Salva que tantas tardes de gloria le había dado dos años antes a la afición malaguista, el equipo afrontaba la temporada 2005-2006 lleno de ambición e ilusión de la mano del entrenadorque tan buenos resultados habia dado en el último tramo de la campaña anterior; pero entonces la directiva desequilibró gravemente al equipo privandole de la actuación de un futbolista tan importante como Duda por su negativa a ser traspasado o a renovar. Esto unido a la lesión de Romero hizo que el equipo decepcionara llegando al punto de darse la destitución de Antonio Tapia en zona de descenso. Y en lugar de fichar a Del Bosque o Camacho (como estubo a punto de hacer el club) se optó por entragar la manija del equipo a Manolo Hierro, entrenador con nula experiencia que parace haber sido contratado para despotricar contra medios y jugadores en lugar de para desempeñar las labores de técnico, como los resultados desde su llegada al banquillo atestiguan. Ni tan solo la llegada de un medio centro de la talla de Bóvio ni la reincorporación de Duda al equipo han podido ayudar a arreglar la situación, ante los despropositos de "el técnico" Manolo Hierro.

Y así llegamos a la actualidad, en la que una desastrosa campaña pone fin a un periodo de siete años durante el cualel Málaga volvió a ser alguien en la liga de las Estrellas. Esperamos que el paso por el infierno sea breve, lo que seguramente pasaría por un cambio radical en la junta directiva.

2 comentarios:

guido dijo...

Malaga necesita un cambio de aire, esta directiva hizo lo posible para hundirlo a 2º ahora, habrá que ascender lo antes posible.
Saludos

jsrh dijo...

Málaga, como ciudad y como equipo se merecen militar en Primera División, y para nada se merecen una directiva tan bochornosa como la que está "al cargo" de la entidad.