15 jun. 2006

La sabiduria de Klinsmann


Alemania 1 - 0 Polonia

Comienza la segunda ronda de partidos de la liguilla con la anfitriona. Al frente los alemanes, dispuestos a comerse al equipo contrario, y los polacos, que se decidian su clasificación con el resultado de este encuentro.

Alemania salio fuerte al encuentro, como en el anterior partido. Directos, rápidos y con contundencia querian sentenciar el encuentro, pero no estuvieron tan inspirados como el dia de la inauguración. Los de Klinsmann estuvieron mal individualmente. Schweinsteiger no fue el de siempre, y no consiguió ninguna bicicleta. Otro que no consiguió crear mucho peligro fue Schneider, y cuando lo conseguia se liaba y la perdia. Atascados por el centro, Ballack no aportó casi nada al juego aleman. Les hizo más mal que bien. Arriba lo intentaron con todo, sobretodo Klose, que se puso el traje militar y estuvo muy peleon todo el encuentro, intentando rebentar todo lo que encontraba y tirando a los polacos por los suelos, increible su trabajo y pundonor. Podolski también tuvo una buena actuación, pero no tuvo la suerte de cara. Atrás los alemanes esta vez estuvieron más finos, y nos hizo olvidar las cantadas de la primera jornada. Bien ambos centrales. Lham como siempre, el mejor, a mi modo de ver. Cada internada suya por la banda era peligro seguro. Impresionante jugador Felipe el Lento. Driblin, centro, gol...lo tiene todo para triunfar. Que siga así.

Aún con todo, los alemanes no estuvieron nada finos arriba. Las bandas no desbordaban y los balones llegaban en malas condiciones a los delanteros. Los teutones dominaron ferreamente el encuentro, sin peligro para la meta de Lehman, pero arriba no conseguian romper el asedio. Klinsmann entonces hizo lo que un buen entrenador ha de hacer. Los cambios precisos que revolucionen el partido. Y menudos cambios. Odonkor salió por Friedrich, una declaración de intenciones. En ese momento, comenzó Alemania a desbordar a Polonia por la banda derecha. Odonkor estuvo pletorico en el papel de revulsivo. Podolski fue el segundo cambio, por Neville, que estuvo muy participativo, y fue quien consiguió tumbar la muralla defensiva de Polonia, gracias al centro de Odonkor, y la rapidez con la que se coló entre los dos centrales de Polonia, lanzandose al suelo y batiendo al guardamenta. Klinsmann se puede apuntar la victoria, porque gracias a esos dos cambios se pudo ganar el encuentro.

De Polonia poco se puede decir de un equipo que solo consiguió dos remates a puerta en todo el encuentro (alomejor exajero, pero en la segunda mitad juraria que solo fue uno...y en la primera no recuerdo muchos más). Equipo correcto, con pocas individualidades, muy flojo en el centro del campo, inexistente arriba. El portero podria decirse que fue quien mejor estuvo. Lo peor fue ver la actitud en el minuto 50 de Polonia, perdiendo tiempo, dando por bueno el resultado de empate a 0. A su favor, decir que los delanteros alemanes eran polacos de nacimiento.Esto abre de nuevo la brecha de si tenemos que dejar nacionalizar a los jugadores.
Personalmente me disgusta mucho, pero más es el echo de ver que ayer con Klose y Podolski en el equipo contrario, los alemanes tendrian que haber buscado otros dos matadores, y Polonia hoy seria mejor selección. En fin, el debate de siempre. Nosotros con un brasileño y un argentino. Alemania con dos polacos de delanteros. Lo de Francia también es muy significativo. Parece que la ley Bosman abrio los mercados, pero...para bien? Estan las selecciones europeas mejor que hace 10 años? Donde estan esos cracks europeos? Soy yo o cada vez los cracks mundiales son de todo menos europeos?

Resumiendo que me pierdo! Grande Alemania, que consiguió una victoria con el mono de trabajo, sudando y mereciendo. Polonia finalmente nos queda eliminada, y le quedará solo aquello de ganar el último partido para no marcharse como en el anterior Mundial, con los bolsillos vacios.

No hay comentarios: