20 jun. 2006

Ya estamos en octavos

Gran remontada la conseguida por los chicos de Luis, desde muy pronto ya se puso todo cuesta arriba para la selección cuando en el minuto 7 Mnari anotó el gol que adelantaba a los Tunecinos. A pesar de ese marcador la selección española era la clara dominadora del encuentro. En este primer tiempo pudimos ver a un Pernía un tanto tímido en cuanto a aportación a juego ofensivo se refiere. España estaba un tanto atascada, no desbordaba por las bandas a causa de la falta de extremos. Los tunecinos concentraron hombres en el centro del campo para que España no pudiese tocar, y se ha puesto de manifiesto que el centro del campo Senna, Xavi y Xabi es mejorable ya que no da todo lo que se podría esperar ni defensivamente ni, sobretodo, ofensivamente. En ataque pudimos ver un Luis Garcia que no encontraba espacios, mientras que Torres y Villa se estorbaron en varias ocasiones. Pese al control incontestable del combinado nacional no pudimos ver que gozara de ocasiones claras y el portero tunecino prácticamente no tubo que trabajar. Luis parecia abatido desde el gol de los africanos y lo vimos cabizbajo y pensativo, quizás meditando los cambios que realizaría, que finalmente fueron los que le dieron otro aire al equipo y le dio la vuelta a la situación.

En el segundo tiempo entraron de inicio Raul y Cesc en substitución de Luis Garcia y Senna, con esa entrada pudimos ver un centro del campo con el famoso tiki taka, todos los jugones en el asador para ofrecernos la mejor cara de nuestro combinado. El partido seguía muy trabado y parecía que chocaríamos de nuevo con la defensa de Túnez. Controlabamos en partido en el centro pero tampoco disponiamos de clarisimas oportunidades para hacer gol. En estas, ahora sí, el sabio de Hortaleza, dio entrada a Joaquin en detrimento de Villa, esto fue lo que acabó de romper el partido. Se descongestionó el ataque al mismo tiempo que Joaquin conseguia aglutinar a su alrededor dos o incluso tres defensores, creando así espacios que pudieron aprobechar tanto Raul como Torres o Cesc. Un claro ejemplo de esto lo pudimos ver en el primer gol, una internada de Joaquin rodeado de adversarios, balón atras, Cesc que no duda y remata, mientras Raul en un gran movimiento gana la posición a su defensor por un posible rechace, rechace que culmina majistralmente. Con espacios "el niño" es un jugador diferente, podemos verle brillar y hacer mucho daño, en el segundo tanto lo demostró; el que también demostró su valía fue Cesc, ¡que pase!, gol de bella factura que nos dio la remontada y hacía enloquecer a todo el pais. España tocaba y tocaba, los tunecinos se limitaban a correr tras el balón y esta vez fue Casillas el que no tubo que intervenir. El gol de la tranquilidad lo marcó de nuevo Torres, chutando francamente mal un penalti que él mismo había provocado, gracias a la dureza del tiro y a que el guardameta no se tiró excesivamente bien pudo subir al marcador. Debería ser otro el que lanzase las penas máximas, Torres ha demostrado no poder con esa presión.

Finalmente se consiguió una importante victoria y España ha demostrado que también sabe responder cuando vienen mal dadas. Sigamos soñando, pero con los pies en el suelo.

3 comentarios:

guido dijo...

España demostró que está, hasta para dar vuelta resultados, no se achicó y busco sin desesperarse el empate, para de a poco cosechar el triunfo

La verdad que está muy bueno el blog, más que interesante.
Te agregare a mis links, gracias por hacerlo, estamos en contacto

Huidos dijo...

Yo la verdad es que uno de las caracteristicas que más valoro de la selección española es precisamente eso, las ganas con las que salen al campo.

Gracias también a ti por agregarnos, estamos en contacto.

Saludos!

jsrh dijo...

Contra Ucrania se demostró que se sabe ganar cuando viene todo de cara y ante Túnez, que también se sabe hacer lo propio cuando vienen mal dadas, comenzando por detrás en el marcador.

Gran partido el de Cesc.