8 sept. 2006

Ahora toca renovación

Sí, habeis leido bien el nombre del post, toca renovación, pero no renovación del técnico (Luis Aragonés), sinó renovación del equipo al completo, se necesitan caras nuevas. Es más no me refiero solo al equipo, me refiero ya a la federación, una federación que ofrece renovaciones sin ton ni son sea cual sea el papel que juguemos en los campeonatos y sea cual sea la sensación que deje nuestra selección a todos los aficionados al deporte rey. Ya pasó con Clemente, al que ofrecian renovar su contrato cada vez que terminaban o Eurocopa o Mundial, y él aceptaba. Camacho (para no perder la costumbre) se marchó él a pesar de la oferta de continuidad que tenía sobre la mesa. Lo de Iñaqui se cayó por su propio peso. Ahora es Luis el que continua a pesar del fracaso sobre todo en juego de nuestro combinado. Como contraposición tenemos el ejemplo de Italia o Alemania, ambas selecciones han realizado mejor Mundial que el nuestro (Italia lo ganó), en cambio sus respectivos seleccionadores dierón el relevo para así comenzar una nueva etapa.


Analizemos la larga carrera como entrenador del "sabio de Hortaleza". Ha ganado una Liga (con el Atlético, 1977), cuatro Copas del Rey (3 con el Atlético 1976, 1985 y 1992; 1 con el FC Barcelona, 1988), una Supercopa de España (con el Atlético, 1985) y una Intercontinental (con el Atlético, 1974). Es decir, hace catorce años que no gana nada. Hace veintinueve años que no gana la Liga (su única Liga). Ha realizado buenas campañas con Oviedo, Mallorca... y su último hito fue ascender con el Atlético a primera en el 2002. En FC Barcelona ganó la copa del rey, pero solo duró un año. Yo creo, uniendome a la teoría de Shuster, que "Zapatones" es (o era) un buen entrenador para equipos de un perfil medio; un técnico que en un grande o en la selección (como estamos viendo) no sabe sacar partido de los medios de los que dispone.


En su andadura por la selección no comenzó con buen pie, ya que para entrar en el Mundial tubimos que hacerlo por la puerta de atrás, mediante la repesca; una liguilla peor que mediocre ante unos rivales teoricamente inferiores nos obligó a jugarnoslo todo a una carta. Duras críticas recibió el bueno de Luis (entre los que lo criticamos nos unimos nosotros) cuando dió a conocer su lista para el Mundial, dejando fuera a jugadores como Morientes, Navas... y incluyendo jugadores que han aportando muy poco a la selección como Pernía, Senna... Ha seguido confiando en jugadores cuya carrera deportiva ya está en declive como Salgado, Raúl, Marchena... Su obsesión por Torres comienza a ser exasperante, hasta el punto de que el máximo goleador español de nuestra liga no sea la referencia en punta de nuestra selección en favor del delantero rojiblanco. El sistema utilizado tampoco parece el más conveniente, los jugadores españoles no estan acostumbrados a él ya que el único equipo en utilizarlo es el Barça, pero de una manera y con unos jugadores más adecuados. Pedirle a Villa que haga de Ronaldinho no es la manera más inteligente de utilizarlo, pedir a Raul que haga de Messi es inapropiado, incluso Xavi no se siente tan comodo cuando lo hace a las ordenes de Luis. La inclusión de Pernía en el lateral derecho, junto con la desubicación de Ramos y la utilización de Pablo en el centro de la defensa hacen que hasta el mismisimo Puyol se sienta contagiado. Luis Aragonés no explota todos los recursos de los que dispone (todos los jugadores españoles), la aglutinación de hasta cuatro jugadores de identico perfil para el centro del campo provoca risa, no puedes alinear tres centrocampistas que juegan a lo mismo dejando así facetas importantes del juego huerfanas. Por último es sangrante que un campeón de la Uefa no aporte ningún jugador a la selección cuando en el equipo juegan bastantes nacionales, algunos de ellos con sobrada calidad para ser convocados. Una última pregunta, ¿porqué Luis convoca a Marchena cuando Albiol le quita el puesto en su equipo? ¿Se cree Luis más listo que Quique? ¿Machena está más en forma a pesar de no tener minutos en Liga? totalmente inexplicable.


Otra vez hemos vuelto a caer en la trampa, un primer partido medianamente bueno y con un resultado excesibamente favorable nos cegó y nos volvió a dar ilusión por nuestra selección. Desde calentando banquillo pedimos la dimisión inmediata de Luis aragonés como seleccionador nacional. Se ha de dejar paso a otros profesionales que encauzen el devenir de nuestra selección y esperemos que sea pronto.

No hay comentarios: