10 ene. 2007

Para navidad me pido... ser inglés!

Buenas a todos. Esta vez, y para que lo comenteis aquí, os dejamos nuestro segundo artículo de WMFútbol. Algunos ya lo habreis leido, los que no os preguntareis: a que viene ese título, pues a que en Inglaterra la compecición no solo no para ne época navideña sinó que se intensifica. El artículo habla del nacimiento de éste fenómeno y sus diferentes visiones hoy en dia, esperamos que os guste.


PARA NAVIDAD ME PIDO… SER INGLÉS!

Días de Navidad, de estar con la familia, vacaciones… toca descansar, los jugadores de toda Europa se encuentran estos días disfrutando de sus familias, la mayoría en su país natal, otros de vacaciones en el Caribe… todos ellos cogiendo unos quilitos que en pocos días tendrán que perder si quieren mantener su forma.

Pero hay un rincón del mundo donde el fútbol no descansa, un rincón donde los aficionados pueden disfrutar del fútbol en estado puro con sus hijos y amigos, en unas fechas idóneas para disfrutarlo en familia. Sí, ese lugar es Inglaterra, si por algo fueron ellos los que inventaron este juego…

En Inglaterra se juegan cuatro jornadas en ocho días, es un momento decisivo de la temporada ya que en poco tiempo se decide gran parte de la misma. En estas fechas nosotros nos damos atracones, pero los ingleses son más inteligentes, sus atracones son más sanos y entretenidos, mientras los nuestros son de polvorones, marisco y demás manjares, los suyos son de fútbol y más fútbol. De hecho muchos internacionales que juegan en la liga inglesa se quejan de que esta acumulación de partidos en época navideña merma su condición física de cara a la preparación de europeos o mundiales.

El “Boxing Day” (26 de diciembre), durante el siglo XIX, sustituyó la Navidad de los ricos para la inmensa cantidad de sirvientes que se ganaban el sueldo el día de Navidad trabajando para sus señores. Era el día siguiente cuando la clase baja de la sociedad inglesa visitaba a sus familiares cargados de cajas (boxes), muchas de ellas con las sobras del día anterior en casa de los ricos. El 26 de diciembre las clases altas limpiaban sus conciencias dando a los pobres limosnas y sobras de sus banquetes. De todos es sabido que el fútbol es el deporte de los pobres (basta una pelota de trapo y un llano para practicarlo), y como el 26 de diciembre no es una fiesta religiosa se podía ir al fútbol, esto propició el “Boxing Day” tal y como hoy lo conocemos.

Hay quien está a favor de esta maratón futbolera y quien está totalmente en contra. Pero lo que está claro es que para el aficionado es un gran regalo de navidad… quien fuera inglés en estas fechas…


1 comentario:

Fer dijo...

Es que compañeros de WM, lo que me parece vergonzoso, es que con lo que cobran, tengan vacaciones de escolares.