25 sept. 2009

EL AZOTE DE BOCANEGRA: JOAN LAPORTA

MAMÁ, QUIERO SER "PRESIDENT"...

Antes de empezar oficialmente mi sección, sería de recibo agradecer a los amos y señores de este blog la oportunidad de brindarme un espacio donde poder descargar mis iras y pensamientos… pero como realmente va a ser esta, mi sección, la que salve a esta web de convertirse en otro aburridísimo e infumable blog de fútbol (donde sus editores se pajean pensándose a sí mismos como avezados periodistas deportivos apestando a objetividad y a políticamente correctos), pues no voy a agradecer nada y más bien voy a sentirme altruista y solidario por hacer la buena acción del día y darle un poco de calidad y vida a este chiringo.

Dicho esto, me jode bastante que mi primera intervención tenga que ser de política y no de fútbol… pero yo estoy aquí para hablar de lo que crea conveniente y, en este caso me apetece hablar de Joan Laporta. Claro, a día de hoy hablar de Laporta es hablar de política, obviamente.

Nótese antes de desarrollar este articulo que mi intención no es criticar el independentismo ni ninguna idea política, cada uno que sea de lo que quiera… es como quien es del Barcelona o del Betis, ¿a mi qué más me da? Cada uno con sus complejos que haga lo que quiera…

No obstante, la actitud del señor Joan Laporta me recuerda a los zoófilos. El zoófilo es aquella persona que se siente atraído por seres vivos de otras especies… quiere mezclarse con otros animales en el plano sexual.

Pues siguiendo la metáfora, Laporta está mezclando la política existente en el mundo del fútbol, con sus delirios secesionistas. Me recuerda a la imagen de un arquitecto feo, lleno de granos pustulosos y fétidos agarrado a dos bellas señoritas entrando en alguna fiesta de la jet set. Es decir, que nadie cree que ese cóctel sea fruto de su atractivo natural.

Vamos, que no harto de beneficiarse a lozanas muchachas de su misma especie (Villar, Astiazarán, Platini, Moratti, etc) ahora querría probar cómo es eso de estar con un caballo (por supuesto, siguiendo la metáfora, dios me libre…), salvando las distancias entre los líderes de ERC y los equinos, ¡Dios los libre! (a los segundos, claro).

Estos días además, estamos asistiendo a un continuado goteo de opiniones, réplicas y contra-réplicas entre seres de la clase política y Mr. Guau Laporta. A mí personalmente me duelen los ojos de ver en los foros y blogs discusiones acerca de la legitimidad de las actividades extra deportivas del presidente blaugrana.

Me parece perfecto que cada uno tenga sus ideas y que se manifieste. Pero, ¿qué cojones hacía Laporta en primera fila en la manifestación de no sé cuándo pidiendo no sé qué?

No estaba ahí por ser un abogado venido a más gracias a la estirpe “ultra progresista” de la familia de su mujer, ni por intentar triunfar como stripper de tallas grandes con actuación estelar en el Aeroport de El Prat, ni por conseguir destrozar la reputación de los mejores endocrinos del país… no señores, el señor Laporta estaba ahí por ser el “President” del F.C. Barcelona. En calidad de máximo mandatario del club, por lo tanto, representando a la masa blaugrana, no representándose a sí mismo.

Y digo yo, no creo que alguien en Burgos o en Daimiel siéntase identificado con la propuesta política del F. C. Barcelona. Pero ¿a qué estamos jugando? Yo sentía muchísima grima cuando veía a Aznar en el palco del Bernabéu semana sí y semana también… y ahora siento la misma grima cuando veo que en nombre del fútbol se abanderan ideas secesionista o ideas imperialistas o españolistas, me la suda.

Lo que debería haber hecho el señor Laporta es ponerse en la masa de gente, intentar pasar desapercibido y representarse a sí mismo… pero claro, el ego de este señor creo que ha crecido más que su cuenta corriente en los últimos tiempos o, me da miedo pensarlo, que su talla de traje…

Está claro que la voluntad última es preparar el terreno para llegar a ser “President” pero no de un club deportivo… no no, su ambición por el poder es mayor que su hambre por conseguir éxitos para el Barcelona.


Bocanegra


Fotografías caninas | Yahoo Deportes

4 comentarios:

Manuel Cañizares dijo...

este individuo me esta dando la sensacio de que aparte de politizar al Barça a veces es un poco impressentable
saludos

Gabriela Miranda dijo...

Pese a quien pese Laporta es el mejor presidente de la historia del Barça y se merece un respeto. Vivimos en un país democrático y se tiene que respetar los ideales de Joan.

Saludos.

Sílvia dijo...

Hola!
Tema espinoso, que admite muchas lecturas.
Seguramente si sus opiniones políticas fuesen de ultraderecha, del PP o del PSOE por poner unos ejemplos, no habría problema, por lo que la polémica está viciada de inicio.
Por otra parte, y como barcelonista, no me gusta que el máximo representante de la institución se manifiesta tan claramente por una ideología. Se disculpa afirmando que habla como el "Laporta persona" pero si tiene eco en los medios es por el Barça.
saludos
sílvia

Juan S. Ríos dijo...

@ Manuel Cañizares:

Más que impresentable, Laporta da la impresión de no saber a qué club está representando. El Barça es un gran club y con su actitud Laporta no hace más que ensuciar su imagen.

@ Gabriela Miranda:

La ideología de cada cual es respetable, y es innegable que Laporta es el presidente que más exitos ha llevado a las arcas del Barcelona. Lo que Bocanegra ha querido expresar es que un personaje de su importancia ha de tener más saber estar y sobreponer los intereses del club al que representa a los propios. Con su forma de hacer le hace un flaco favor al club de tus amores.

@ Sílvia:

No estoy totalmente de acuerdo, ya que el mayor "problema" no es su ideología, sino la forma de expresarla y vincularla al Barça. Ningún presidente se ha expresado tan fuertemente a favor de una ideología, pero no hay que olvidar las críticas vertidas a Florentino por su amiguismo con Aznar en su anterior etapa.

Un saludo a todos!