22 sept. 2009

LA ENTREVISTA: ORIOL RIERA

Oriol Riera Magem es un jugador del Celta de Vigo B, de la Segunda División B española, que juega como delantero centro. Cerca de un metro y noventa centímetros de un delantero que va bien por alto y destaca por sus desmarques, su juego de espaldas a la portería y su habilidad para romper el fuera de juego.

Ha jugado en las categorías inferiores de la Selección Española de Futbol y llegó a ser convocado, en su etapa barcelonista, por Frank Rijkaard acumulando en su haber hasta diez partidos con el primer equipo y una convocatoria de Champions para un AC Milan – F.C. Barcelona en el que finalmente no salió al terreno de juego. Debutó en Copa del Rey ante el Ciudad de Murcia con sólo 17 años y tres meses.

Calentando Banquillo: Nacido en Vic (Barcelona) hace 23 años, comenzaste tu carrera deportiva en clubes desconocidos tales como el E.F Osona y el U.E. Vic siendo aún un niño. Has militado también en el Espanyol, en el que recalaste a la edad de 10 años. Esta estancia significó tu primer paso hacia un club importante. ¿Cómo recuerdas aquellos tres años en el club blanquiazul?

Oriol: Para mí fue un paso muy importante y de muchas dudas. Empecé a convivir con gente de toda Cataluña y parte de España, siendo para mí un cambio muy grande. Seguía viviendo en Vic pero cada día, después del colegio, me recogía un taxi y me llevaba a un campo de la Zona Franca de Barcelona, donde se entrenaba en aquél entonces. Eso comportaba llegar a casa sobre las 12 de la noche, cansado y sin ganas de hacer los deberes. ¡Sólo para cenar y dormir, que al día siguiente había clase!

En el plan deportivo progresé muchísimo, quedando máximo goleador los dos primeros años y yendo a Burgos a jugar el Torneo Alevín de selecciones con Catalunya.

En etapa de Infantil de segundo año, topé con un entrenador con el que no me sentía bien y muchos días, llegaba a casa llorado. Lo que propició que, con sólo 4 partidos de liga jugados, mis padres hablaran con el coordinador del futbol base, Manel Casanovas, para pedir la baja y volver a Vic a jugar con mis amigos de toda la vida.

CB: Tras un año en el equipo de tu ciudad, el Vic, diste el mayor paso adelante al fichar en la temporada 1999-2000 por el F.C. Barcelona, en el que estuviste durante seis temporadas. ¿Qué siente un chaval de trece años al ser llamado por todo un Barça?

Oriol: Cuando volví a jugar con mis amigos en el U.E.Vic, empecé a meter muchísimos goles, lo que hizo que gente del Barça me vinieran a ver durante dos meses. En febrero de aquél mismo año, fiché por el Barça bajo las órdenes de Rodolf Borrell, entrenador que ahora milita en los Reservas del Liverpool. Era una nueva ilusión en mi vida y con el club de mis sueños. Una nueva etapa que podría suponer nuevos obstáculos, pero también nuevos retos para seguir progresando.

CB: Tras seis temporadas en el Futbol Club Barcelona, puedes echar la vista atrás y recordar compañeros que hoy en día están en primera línea, ¿cuál de tus compañeros en el Barcelona te llamaba más la atención en cuanto a su juego?

Oriol: Desde pequeñito empecé a jugar con grandes jugadores. Algunos dejaron el futbol, otros siguen progresando y otros ya llegaron a cumplir el sueño de jugar en Primera División. En este mundo siempre te acabas acordando de todos ellos, porque pasamos una parte de nuestras vidas juntos. Jugué con jugadores como Piqué, Cesc Fábregas, Verdú, Damiá, Pedrito, Jordi Gómez..., pero el jugador que desde que empezamos a jugar juntos en Juvenil División de Honor me llamó más la atención fue Messi. Jugábamos juntos de delanteros y era un escándalo de jugador. Nos eliminaron en semifinales de la Copa del Rey sin perder ningún partido. Al final subimos juntos el filial del Barça.

CB: En el mismo año 2004 pudiste pasar al primer equipo azulgrana de la mano de Frank Rijkaard, en el que llegaste a jugar dos partidos de Liga (ante Celta y Racing) y uno de Copa del Rey ante el Ciudad de Murcia, ¿es una presión muy grande jugar junto a hombres como Ronaldinho o, por el contrario, facilita las cosas?

Oriol: En aquél entonces recuerdo que fui el segundo jugador mas joven, después de Nano, en debutar con el primer equipo en partido oficial, y fue algo especial. Solo tenía 17 años y todo era nuevo. Tenía los mejores jugadores del mundo delante de mí y era como si estuviera viviendo un sueño. Jugar con estos jugadores te hacía jugar mejor, ellos ocultaban muchas veces tus errores y te hacían jugar bien.

CB: ¿Qué se siente al viajar rodeado de tanta estrella hasta San Siro en una convocatoria para la Liga de Campeones ante el AC Milan?

Oriol: Para mi esa convocatoria fue un premio al trabajo que estaba realizando en el juvenil y más tarde en el filial. Sabía que era complicado jugar, pero siempre tienes esa esperanza por pequeña que fuera. Fue uno de mis mejores viajes que he realizado nunca: un campo increíble, una afición inmensa, un hotel de 5 estrellas... No podía pedir nada más.

CB: Rijkaard llegó a elogiar tus actuaciones ante la prensa, la cual te calificaba como el “nuevo Shevchenko”, ¿cómo digiere un futbolista que no llega a los 20 años tal cantidad de halagos sin que se le suba el éxito a la cabeza?

Oriol: No había llegado a la mayoría de edad y recibía elogios por todos lados, sin haber echo nada especial aún. Intentaba ser el mismo y no caer en malas tentaciones, fue difícil pero creo que para eso sí que estaba preparado. Para lo que no estaba preparado era para ser un fijo en el primer equipo del Barça, y creo que me hicieron un flaco favor al querer ir tan rápido con mi progresión. Llegó un momento que anímicamente estaba al límite y dejé de rendir al máximo nivel, cosa que hizo que bajara al filial y taponara mi carrera.

CB: En el 2007, tras seis temporadas en Can Barça, abandonas el club, ¿se hace difícil abandonar lo que uno siente como su casa?

Oriol: Me quedaba aún contrato hasta 2012, pero necesitaba un cambio de aires, y eso era lo que buscaba. Fueron seis años muy buenos, jugando los mejores torneos, las mejores ligas, y teniendo las mejores instalaciones posibles, lo que te deja con un poquito de pena alejarte de tu vida.

Una vida que tenía echa ya en Barcelona y de la que tuve que renunciar, por el futbol, cosa que no me arrepiento, ni me arrepentiré en la vida.

CB: Tras dejar el Futbol Club Barcelona estuviste a un paso de viajar hasta Varsovia para jugar en el Legia de Varsovia, ¿cómo surgió todo?

Oriol: Fue todo muy rápido, con una semana intensa de negociaciones con mi representante, se llegó a un acuerdo con el Legia y con el Barça, del que aún tenía contrato. El Varsovia quería hacer un gran equipo con jugadores jóvenes que además, tuvieran ya sus primeras experiencias en las grandes ligas. Y para mí, era una oportunidad para jugar en Primera División, seguir progresando y jugar la previa de la Champions League, de la que era posible pasar y entrar en el torneo.

CB: ¿Qué fue lo que motivó que el fichaje terminase por no concretarse?

Oriol: Una vez llegamos allí, nos dirigimos a las oficinas donde nos habían citado para firmar el contrato y empezar a entrenar. Un directivo nos informó que el presidente estaba de vacaciones pero que a su vuelta, el viernes de esa misma semana, firmaríamos el contrato, justo antes del partido de presentación contra el Celtic de Glasgow. De todas formas, estuve entrenando toda la semana con el equipo hasta el viernes, día en el que el presidente todavía no había llegado, así que me dijeron que debía de jugar el partido de presentación igualmente.

Aunque en la ciudad aparecían pósters informativos del partido con mi foto, y en los periódicos aparecía mi imagen, me negué a jugar si no firmaba el contrato. Les dije, que si no firmaba el sábado después del partido como fecha límite, me marchaba. Ellos insistían en que me querían y que el contrato sería firmado la próxima semana, pero yo empecé a ver cosas que no me convencían, así que cogí una avión junto con mi padre, y nos volvimos para Barcelona, para empezar a entrenar con el Barça B otra vez.

CB: Al desecharse la idea de jugar en la Liga Polaca, terminaste enrolándote en un Segunda B, la Cultural Leonesa. ¿Cómo fue tu fichaje por la Cultural?

Oriol: Era un 15 de agosto y quedaba sólo una semana para empezar las ligas y dos semanas para que se terminase el plazo de fichajes, empezamos rápidamente a llamar a las ofertas de Segunda y Segunda B que teníamos sobre la mesa, antes de marcharnos a Varsovia, pero al desecharlas, los equipos ya tenían los recambios y sólo pude barajar algunas ofertas de Segunda B. Ente otros equipos, tenía la Cultural Leonesa, donde me ofrecieron una posibilidad muy buena de jugar al futbol y empezar de cero otra vez. En 3 días decidimos y aceptamos la oferta.

CB: En este equipo terminaste haciéndote con la titularidad indiscutible, disputando 33 partidos en cada una de tus dos campañas en dicho club. ¿Qué recuerdos guardas de tu época en el equipo leonés?

Oriol: Los primeros 3 meses fueron complicados, donde salía siempre de suplente, pero poco a poco con la entrada del tercer entrenador del año, Milo Abelleira, empecé a jugar de titular hasta el final. Fueron dos años increíbles, tanto a nivel personal como deportivo. Aunque el equipo tenía la misión de clasificarse por los “playoff” a Segunda división y no lo hicimos, a nivel personal crecí muchísimo como jugador. A la Cultural le debo lo más grande que se puede pedir: ¡La ilusión de volver a creer en el futbol!

Allí dejé grandes amigos, y espero algún día volver para defender la camiseta de la Leonesa.

CB: Tras dos años en la Cultural, rechazaste la oferta de renovación para unirte en el Celta B, equipo en el que actualmente militas. ¿Qué sabor de boca te queda tras tu primer año en el club celtiña?

Oriol: El Celta me ofreció un contrato de dos años para estar en el filial e ir alternando con el primer equipo si las cosas salían bien. Durante el año pasado, hubieron muchos problemas a nivel institucional, lo que acabó con la marcha de “Chuti” Molina (coordinador futbol base) y la de Ramón Martinez (Director Deportivo), condicionándonos a la hora de subir a jugar con el primer equipo. Al final, sólo subió un jugador en todo el año.

A nivel personal fue mi mejor año desde que estoy en Segunda B, creciendo técnicamente, tácticamente y mejorando en intensidad defensiva. Y a parte de los 10 goles realizados, también me quedo con las asistencias de gol que dí, más la mejor clasificación del celta b en muchos años, a sólo un puesto del playoff.

CB: Se rumorea que en el pasado mercado de invierno el Eibar anduvo tras tus pasos para darte una oportunidad en la Segunda División Española, ¿qué hay de cierto en esto?

Oriol: Es totalmente cierto. En el Eibar se lesionó un delantero de gravedad y en el mes de febrero decidieron fichar a un jugador joven para suplir la baja. Yo esperaba que me dejaran marchar para poder debutar en Segunda A, ya que en el Celta no veía posibilidades. Pero finalmente el club dijo que no, y el Eibar acabó fichando a Javi Ballesteros.

CB: Este verano, el técnico del primer equipo, contra todo pronóstico, decidió no convocarte para realizar la pretemporada con el primer equipo celtiña, por lo que se ha especulado con tu salida del Club de Balaídos. ¿Puedes desmentir estas especulaciones o no descartas abandonar el equipo?

Oriol: Todo lo que se comentó es cierto. Esperaba la llamada para hacer la pretemporada con el primer equipo, como así se me dijo, pero nunca llegó. Tenía ofertas de equipos punteros de Segunda B y alguna de Segunda. Aún así, el nuevo director deportivo, Miguel Torrecilla, no me dio permiso para marcharme, así que resignado tuve que quedarme.

Ahora solo espero hacer un año como el anterior o mejor, para tener ofertas e intentar subir de categoría para la próxima temporada. Ese es mi reto.

CB: Hablando de la Primera División, este año parece que, tras el monólogo del Barça la temporada pasada, la competición es cosa de dos, ¿Quién crees que se hará con la Liga?

Oriol: Yo espero y deseo que sea el Barça quien revalide el título de este último año. El Madrid ha fichado a grandes jugadores, pero eso tiene dos problemas: uno que hay que unificar un equipo nuevo y el segundo es que con tanto “galáctico” se coman entre ellos, como pasó antaño. Yo creo en la unidad de un equipo y no en grandes productos de merchandising.

CB: Por último, ¿cuáles son las aspiraciones del Celta B en esta temporada? ¿Y cuáles son tus objetivos personales?

Oriol: Este año tenemos un equipo más joven, lo que hace que sea más complicado competir en el grupo más competitivo de Segunda B. Tenemos muchos jugadores que debutan en esta categoría, y otros que marcharon para seguir mejorando. Así que lo importante a nivel colectivo es ir partido a partido e intentar ganar los máximos partidos, sin pensar en la zona de la clasificación en que estamos. Hay que pensar que no tenemos la obligación de estar entre los 4 primeros, y eso hará que la presión sea mínima.

A nivel personal espero hacerlo igual o mejor que el pasado, seguir mejorando, y con todo eso tener la oportunidad de demostrar lo que valgo en el primer equipo.

CB: Desde la redacción de Calentando Banquillo no nos queda nada más que desearte toda la suerte del mundo en tu vida personal y profesional; además de agradecerte que nos hayas prestado unos minutos de tu tiempo para realizar esta entrevista. Muchas gracias por todo.


Fotos | Cedidas por Oriol Riera y tomadas de www.canalbarakaldo.com

14 comentarios:

Gabriela Miranda dijo...

"Yo creo en la unidad de un equipo y no en grandes productos de merchandising", enorme frase de Oriol. Felicidades por la entrevista.

Saludos.

Marc dijo...

Interesante entrevista, es bueno ver otros puntos de vista de este mundo del fútbol tan focalizado en la mayoría de ocasiones.

Felicidades por la entrevista y por el blog.

walter_rel dijo...

Una entrevista muy buenisima, me ha encantado, lo que mas me resulta curioso es lo del fichaje de Varsovia, hay algo raro, pero bueno. Felicidades por la gran entrevista.

Un gran saludo.

Helion dijo...

Gran entrevista, no conocía lo de que estuvo a punto de irse a Varsovia.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

Coro dijo...

Muy buena entrevista (como todas).

Tengo un "cromo" de él.

Albert dijo...

Me acuerdo que estaba escuchando el partido por la radio el día de su debut con el primer equipo del Barça.
Lástima que no acabase de triunfar, pero aún es muy joven.
Adéu!

Jose J. Rios dijo...

@Grabiela Miranda
La verdad es que escuchando la opinión de alguien que se lo está currando desde abajo se pueden aprender muchas cosas.

@Marc
Muy cierto lo que comentas, estamos demasiado acostumbrados a escuchar a los grandes jugadores y prestamos muy poca atención a esos grandes jugadores que no están en la élite.

@walter_rel
Nosotros lo sabiamos pero no conociamos el culebrón que se escondía detrás de todo ello.

@Helion
Y lo peor de todo la faena que le hicieron....

@Coro
Gracias. Pues guárdalo que nunca se sabe!!

@Albert
La verdad es que todavía es joven y tiene calidad para jugar en primera, seguro.

SALUDOS A TODOS.

futbollium dijo...

De llegara ir convocado para jugar la champions a buscarse la vida en 2ªB . Me ha gustado el recuerdo para la Leonesa , ha visto las dos caras del fútbol y parece que valora la oportunidad que tuvo en León .

Un saludo

Sergio VCF dijo...

Le deseo lo mejor.
Un saludo Jose.
SentimientoValencianista.com
SV - Comunidad Valencianista

Sílvia dijo...

Hola Juan!
El fútbol da muchas vueltas, y tan pronto estás arriba que jugando en categorías inferiores. Como en la vida, la suerte influye. Estar justo en el momento adecuado es la clave que abre muchas puertas. si, su debut fue precipitado.
saludos. Buena entrevista!
Sílvia

Sílvia dijo...

Hola Juan!
El fútbol da muchas vueltas, y tan pronto estás arriba que jugando en categorías inferiores. Como en la vida, la suerte influye. Estar justo en el momento adecuado es la clave que abre muchas puertas. si, su debut fue precipitado.
saludos. Buena entrevista!
Sílvia

Juan S. Ríos dijo...

@ Futbollium:

Oriol es una gran persona y me consta que en la Cultural guardan también un excelente recuerdo de su forma de ser. Es curioso ver las vueltas que da el futbol, pero Oriol es joven y tiene mucho futuro por delante.

@ VCF:

Nos sumamos a tus deseos.

@ Silvia:

Hola Silvia!
Está claro que para triunfar, en todos los ámbitos, necesitas un alto componente de ese factor llamado suerte, así como también trabajo y aptitudes. Quizás a Oriol le ha faltado suerte hasta ahora, pero es un gran delantero y eso acabará dando sus frutos.

Un saludo a todos!

Jose Antonio blogsfcfutbol dijo...

felicidades por la entrevista y perdón por no haber comentado antes, ultimamente no tengo tiempo pa ná, un saludo !

Juan S. Ríos dijo...

Gracias Jose Antonio!