7 sept. 2009

La Guia CB de La Liga 09-10 (Cap. 6)

MÁLAGA C.F.

Bajas: Eliseu, Goitia, Calleja, Cheli, Rossato, Salva, Álvaro Silva y José Juan Luque.
Finalizan cesión: Pablo Barros, Adriano Ferreira, Adrián y Nacho.
Salen cedidos: Miguel Ángel, Pedro Alcalá y Pere Martí.
Altas: Benachour, Juanito, Edinho, Jordi Pablo, Munúa, Mtiliga y Xavi Torres.
Cedidos: Roberto Santamaria, Obinna, Valdo, Stepanov y Forestieri.

El equipo revelación de la pasada temporada este año no cuenta con el factor sorpresa a su favor. Se trata de un club que, cual ave fénix, ha renacido de sus cenizas; cuando estaba a punto de desaparecer apareció la família Sanz para comprar el club y poner como presidente al capitán del equipo, Fernando Sanz. El canterano del Real Madrid ha llevado una gestión impecable en el club y, tras una Ley Concursal llevada de manera escrupulosa, ha llevado a la institución a una situación privilegiada, siendo uno de los pocos equipos saneados económicamente en el futbol español y ofreciendo, en la pasada temporada, un futbol a la altura de muy pocos, que le valió el honor de llegar a posicionarse en puestos de Champions con la temporada bastante avanzada. Sólo la relajación del equipo, cuando sus jugadores pensaban más en hipotéticas ofertas y mareantes contratos que en la propia liga, privó al Málaga de disputar la Europa League cuando incluso la Champions estuvo al alcance de la mano. El Málaga es el equipo más renovado de la Liga y una de las mejores noticias que ha recibido la hinchada bokerona es la vuelta de Muñiz, el hombre que ascendió al equipo dos temporadas atrás y formó el bloque que maravilló a los aficionados del futbol el año pasado. Pero sin duda, la mejor noticia para este Málaga es el fichaje definitivo de Duda, quien tras una fascinante temporada como cedido la pasada campaña ha decidido quedarse en la Rosaleda. El Málaga es un equipo en claro crecimiento, y que se ha reforzado muy inteligentemente para mejorar la plantilla con la que contó el año pasado, con incorporaciones tan importantes como la de Obinna o Forestieri, quienes, cedidos sin opción de compra, dejarán, a buen seguro, un gratísimo recuerdo en la memoria malaguista.

LA ESTRELLA: Sin lugar a duda, la estrella del equipo es el portugués Sergio Paulo Barbosa Valente. Nacido en la ciudad de Porto veintinueve años atrás, el futbolista portugués, más conocido como Duda, jamás ha jugado en el equipo de su ciudad. Y es que este genio, quien en lugar de bota parece tener un guante en el pie izquierdo, nació para jugar en el Málaga. En el año 1999 el Málaga lo contrató desde el Vitoria de Guimaraes para cederlo al Cádiz, de la Segunda División B, para que se comenzase a aclimatar al futbol español. En la tacita de plata jugó dos temporadas, disputando algunos partidos en el Málaga durante la temporada siguiente. El Levante pudo disfrutar de su juego la siguiente campaña en calidad de cedido. Así, no fue hasta su quinta temporada en el futbol español que Duda comenzó a surtir de centros a los delanteros del equipo desde la misma banda que lo hicieron anteriormente hombres como Agostinho o Musampa. La calidad de este futbolista le hizo convertirse en el líder del equipo, llegándole la consolidación en la campaña 2003-2004 con Juande Ramos en el banquillo y Salva Ballesta como principal destinatario de sus envidiables centros. Tras unos problemas con la anterior directiva del Málaga, el portugués abandonó el club por la puerta de atrás, al cumplir contrato, para jugar en el Sevilla, por donde pasó sin pena ni gloria. En el pasado curso, Fernando Sanz lo recuperó en calidad de cedido para que volviese a jugar en el estadio que jamás debió abandonar. Duda es capaz de cargarse el peso del equipo a sus espaldas, de dar pases medidos y centros fáciles de convertir en gol. Duda representa la clase de este equipo y es la calidad en persona. Queiroz confía en el para jugar al lado de hombres como Nani o Cristiano Ronaldo. Los destinos del Málaga, en gran medida, dependen de su juego y Duda, a buen seguro, no defraudará.

R.C.D. MALLORCA

Bajas: Callejón, Moyá, Arango, Dorado y Martí Crespí.
Finalizan cesión: David Navarro, Scaloni, Jurado y Cléber Santana.
Salen cedidos: Nsue, Javi Guerra, Javi Castellano y Trejo.
Altas: Julio Álvarez, Sergio Tejera, Ruben y Bruno China.
Vuelven tras cesión: Víctor Casadesús y Tuni.
Cedidos: Borja Valero, Pezzolano y Felipe Mattioni.

Fundado en el 1916, no fue hasta la década de los sesenta que el club bermellón disfrutó de la Primera División Española. Después de algunos ascensos y descensos de la Primera División y de un subcampeonato en la Copa del Rey (en el año 1991 ante el Atlético de Madrid, perdiendo por 0-1 en la prórroga), el Mallorca, bajo el mandato de Bartolomeu Bertrán, volvió a la élite en el año 1997, año desde el cual no ha abandonado la Primera División. El Mallorca de la temporada 97/98 enamoró con su juego; en aquel equipo jugaban hombres como Carlos Róa, Olaizola, Iban Campo, Lauren o Vicente Engonga; en el equipo, excelentemente adiestrado por Héctor Cúper, primaba el grupo por encima de las individualidades. En estos doce años han habido momentos inolvidables, como el subcampeonato de la Copa del Rey ante el F.C. Barcelona en su primer año en Primera, un primer puesto en la Copa del Rey, un subcampeonato en la extinta Recopa, una Supercopa de España, dos participaciones en la Champions y tres en la extinta UEFA. En estos doce años, el Mallorca ha quedado en tercera posición (su mejor clasificación jamás conseguida) en dos ocasiones y ha visto defender sus colores a hombres del nivel de Samuel Etoo, Albert Luque, Ariel Ibagaza, Juan Carlos Valerón, Leo Franco, Diego Tristán, Albert Riera o Dani Güiza. El Mallorca es, hoy en día, un equipo plenamente consolidado en la Primera División Española y, si sigue al mismo nivel que viene demostrando en estos doce últimos años, lo seguirá siendo por mucho tiempo.

LA ESTRELLA: El Zorro Aduriz, máximo anotador del equipo balear durante el pasado curso. Once dianas que ayudaron al equipo a terminar la temporada en la mitad alta de la tabla. Dani Güiza consiguió en la temporada 2007/08 la Bota de Plata al anotar nada más y nada menos que veintisiete chicharros. El futbolista donostiarra, criado futbolísticamente al lado de hombres como Xavi Alonso o Mikel Arteta, fue el elegido para hacer olvidar al polémico delantero jerezano en la delantera mallorquina. Aduriz no se arrugó, sino que decidió coger el testigo del internacional español. Lejos de los 27 goles de Güiza, el rasero con el que inevitablemente se ve medido, los once goles anotados fueron muy importantes para el mallorca. Después de jugar en equipos como el Burgos, el Athletic (donde los aficionados protestaron airadamente tras su venta al Mallorca por cinco millones de euros) o el Valladolid, Aduriz espera confirmarse como delantero de referencia en el ONO Estadi. Sólo sus goles y su buen juego le podrán ayudar en su cometido.

1 comentario:

Humberto dijo...

Hola querido compañero, con causa del cuarto Aniversario e Fandemadridfc nos honras con tu visita este martes 8 de septiembre del 2009. Para celebrar con nosotros un año mas de vida. Y que esperamos continue algunos años mas.

Mis saludos, Humberto Soler Salgado.

www.fandemadridfc.blogspot.com te esperamos ;)