4 oct. 2009

AL FÍN, VICTORIA ATLÉTICA

ATLÉTICO DE MADRID 2-1 REAL ZARAGOZA

Demasiado tarde ha llegado la primera victoria colchonera. A la sexta fue la vencida. Sin Asenjo y con el agua al cuello, así es como Abel Resino encaraba el partido. No es un secreto que la directiva (cuestionada por la afición) barajaba despedir al técnico toledano de no haberse alzado ayer el Atlético con la victoria.

En la portería, para más inri, se encontraba el tercer portero. Ausente Asenjo y lesionado Roberto, el encargado de defender la portería era el canterano De Gea. En Oporto ya tuvo que salir con la partida iniciada y encajó dos goles.

Los rojiblancos tienen la suerte de contar con un ex-canterano madridista en la banda izquierda, que con el nombre de Jurado está siendo el futbolista colchonero que más fútbol está mostrando en este inicio de temporada. Y precisamente fue Jurado el encargado de abrir el marcador. Minuto dos. Barullo en el área. La coge Jurado. Gol. 1-0.

Con este tanto pareció volver el Atlético de toda la vida, o al menos el que se presuponía que teníamos que ver esta temporada. Simao contó con algunas ocasiones que pudieron ampliar la ventaja.

En estas llegó el momento estelar del partido. Cuando el Zaragoza practicaba su mejor fútbol, Jorge López se metió en el área y el imberbe De Gea le hizo una falta que supuso el primer penalty del partido. Ewerthon sería el encargado de chutarlo... y el mismo hombre que derribó a Jorge López echó también por tierra las aspiraciones mañanas de plantar el 1-1 en el luminoso.

En la segunda parte, el Atlético retomó las riendas. Contó con numerosas ocasiones, pero Forlán y los suyos se toparon con Carrizo. Los zaragozanos también pudieron anotar, pero quien lo hizo fue Antonio López. El lateral izquierdo botó una falta magistral que se alojó en el fondo de las mallas mañas. 2-0.

Poco después los zaragozanos se resarcieron anotando el segundo penalty del partido, cometido por Ujfalusi sobre Arizmendi. Gol de Jorge López, el mejor de los suyos en todo el partido.

En el último cuarto de hora pudo llegar el 2-2. Sobretodo en el minuto 87, cuando Jorge López (quien si no) botó otra fenomenal falta que De Gea se encargó de desbaratar con otra fabulosa intervención.

Al final, victoria atlética. A los sufridores por excelencia ya les tocaba vivir una alegría. Pero la mejor noticia del partido fue la confirmación de que se está fraguando una estrella. Su nombre: David de Gea. Un nuevo rival para Asenjo y una alegría para los colchoneros que, gracias en gran parte a él, pudieron sonreir de nuevo.

Foto | as.com

1 comentario:

4-3-3 dijo...

Tarde.. pero no podía demorarse mucho. Me encanta Jurado y creo que es bueno que Abel lo tenga difícil a la hora de recomponer la zona ofensiva de su equipo.
Saludos!