19 oct. 2009

EL ANÁLISIS DE JAVIER GALERA: SEVILLA F.C.

Inauguramos sección ofreciendo un análisis en profundidad sobre uno de los equipos de moda del fútbol español , el cual podríamos asegurar es el único capaz, a día de hoy, de plantar cara a los dos grandes de nuestro fútbol.

Para poder realizar el análisis del Sevilla F.C, lo primero que vamos a hacer es fijarnos en su estilo. Para lograr el éxito y que este no sea efímero, lo primero que debemos de definir es el estilo de juego que queremos practicar, crear un estilo a partir del cual construir el equipo. Y no hace falta decir que el Sevilla F.C sabe a qué juega, tiene un estilo definido gracias a una planificación deportiva excepcional y una gestión de los recursos óptima, donde todos son importantes pero nadie imprescindible (Juande, Dani Alves, Poulsen, Baptista, Reyes y un largo etcétera pueden dar fe de ello). Si no hay nadie imprescindible es gracias a la coherencia en la planificación de la plantilla y por encima de todo, del estilo de juego que está muy por encima de jugadores, entrenadores, sistemas e incluso presidentes.

Echando un vistazo a la plantilla del Sevilla, vemos a simple vista a una plantilla completísima, con jugadores con diferentes perfiles y complementarios, estamos delante de una de las plantillas más completas que uno recuerda (incluso mejor que la de algunos denominados grandes) con todos los puestos doblados y prácticamente con 16-17 jugadores que se podrían considerar titulares. Este hecho es de vital importancia, ya que al haber esta competencia les permite mantener unos niveles de activación muy altos a los jugadores. Otros equipos posíblemente tienen un 11 titular similar (Valencia, Villarreal, Atlético de Madrid…) pero sus recambios no son tan competitivos como los del Sevilla. Esta profundidad de plantilla le permite afrontar con garantías cada partido independientemente de los jugadores que participen.

El Sevilla viene utilizando un 4-4-2 con doble pivote con la variante táctica del 4-2-3-1 sacrificando a un punta e introduciendo entre líneas a Renato en partidos puntuales o fases de los mismos .

La portería esta defendida por Palop, todo un veterano que ofrece seguridad y garantías, muy bueno bajo los palos, seguro por alto y mucho carácter. Como recambio encontramos a Javi Varas, un joven portero de gran proyección que siempre que lo ha requerido el equipo ha cumplido con creces.

La defensa de 4 es muy rocosa y a su vez completa, con 2 centrales muy fuertes que destacan por su contundencia y colocación, los laterales son su punto fuerte ya que cuentan con 4 jugadores muy completos, si juega Sergio Sánchez (mas defensivo) en la izquierda jugará Adriano (perfil Dani Alves), si juega Konko (menos disciplinado defensívamente) en la izquierda estará Fernando Navarro y dependiendo de lo que requiera el equipo el entrenador decide a quien poner, en partidos “atascados” o con el marcador en contra es frecuente encontrar a los dos laterales ofensivos. Cuando juegan con los laterales tan ofensivos es vital que los centrales ayuden en las coberturas, función que cumplen perfectamente gracias a las ayudas de los mediocentros, sobretodo de Zokora.

La temporada pasada el equipo perdió cierto equilibrio con la marcha de
Poulsen y la falta de un perfil similar en la plantilla que lo supliese, hecho que hacia sufrir en exceso al equipo en fase defensiva. Las ayudas no llegaban y por tanto los laterales no se podían prodigar tanto en ataque y si lo hacían, corrían el riesgo de recibir un gol en contra.

El medio campo está formado por dos jugadores complementarios. Actualmente están jugando Zokora y Renato pero es muy posible que cuando Romaric esté al 100% este ocupe un lugar en el 11 en detrimento de Renato. Los dos centrocampistas son de gran recorrido, físicamente muy fuertes capaces de abarcar muchos metros. Zokora pese a tener un buen dominio de balón, está más por la labor de ayudar a los compañeros en tareas defensivas, dejando a Renato o Romaric como jugadores de ida y vuelta. Distribuyen, ordenan y se suman al ataque con facilidad y cuando se pierde la posesión vuelven rápidamente a su posición.

En las bandas encontramos a 3 puñales que actúan como extremos puros, pegados a la línea de banda, con mucha velocidad y muy buen uno contra uno. Cuando el equipo recupera el balón en posiciones “retrasadas” realizan un juego directo sobre el punta (Negredo o Kanouté) y estos abren a banda para que los extremos hagan su trabajo y esperar a que la segunda línea llegue a posiciones de remate (casi todos los goles de Renato son así).

En la delantera casi siempre habrá dos hombres, Luis Fabiano como punta más avanzado y Negredo o Kanouté como segundos puntas, especialistas en el juego de espaldas y muy buen remate de cabeza. El otro delantero de la plantilla es Koné, un jugador que prometía muchísimo y que en otro equipo con menos competencia arriba gozaría de muchos más minutos.

Una vez analizados los “roles”, vamos a desgranar las características de este Sevilla, sus puntos fuertes y débiles. Si por algo destaca este equipo es por la intensidad que emplea en todas sus acciones, tanto defensivas como ofensivas. Imprimen al juego un ritmo altísimo, hecho que obliga a estar concentrado todo el partido si no quieres salir goleado. Su principal arma son las bandas, (laterales y extremos) y suelen jugar muy directos, sin perder demasiado tiempo en la elaboración. El juego del Sevilla destaca además por su empuje, que obliga a los rivales a replegarse a posiciones cercanas a su área, permitiendo así la incorporación de los laterales y centrocampistas de segunda línea. Cuando consiguen que el rival realice un repliegue intensivo (sobretodo jugando en casa) es el momento del vendaval que tanto gusta a los aficionados. Ataques continuos, centros desde la banda, jugadas personales, disparos desde media distancia, córners, faltas, etc...

Defensivamente, el equipo presiona bastante arriba. Normalmente vemos a Luis Fabiano presionando a los centrales, para evitar un pase largo desde posiciones centrales, y el otro punta se coloca cerca de los mediocentros rivales. Los dos delanteros tapan bastante bien el juego interior, “invitando” al rival a salir por los laterales que normalmente están bastante libres. Una vez les llega el balón al lateral, se inicia una presión asfixiante sobre el rival, bastante intensa, que normalmente da sus frutos en forma de error o perdida de la posesión. Si esta primera línea de presión falla, suelen replegar bastante hacia posiciones más cómodas donde es más complicado que te ganen la espalda con un pase largo. Los jugadores de banda siempre ayudan a su lateral en tareas defensivas. Los dos centrales casi nunca se encuentran desprotegidos, los laterales cierran al medio (basculaciones) y los mediocentros se encargan de dar equilibrio a la zona defensiva.

Más que un equipo defensivo u ofensivo, podemos hablar de un equipo que domina las transiciones (defensa – ataque y ataque – defensa) El Sevilla en defensa utiliza la presión en primera línea como primer recurso, si este no surge efecto se repliega como recurso “alternativo” y en ataque no busca el “dominio posicional”, sino que busca el juego directo. La verticalidad como primer recurso para finalizar los ataques, si este no es posible, realizan un juego posicional bastante correcto pese a no ser su punto fuerte.

Para contrarrestar a este Sevilla, primero de todo deberemos dominar las transiciones. Sobre todo la más complicada (ataque-defensa), tras pérdida de balón debemos evitar que realicen su juego directo, primero buscaremos como primer objetivo la recuperación rápida de pelota, si se consigue, es muy posible que el Sevilla esté en plena transición ofensiva y hayan dejado bastantes espacios atrás. Si no es posible, replegaremos a posiciones mas cómodas, y evitando así que utilicen su velocidad para desbordarnos. La defensa (la que marca la zona de repliegue) nunca debe de estar adelantada, ya que estaríamos firmando la derrota antes de comenzar el partido.

Para ganar al
Sevilla es importante realizar un juego práctico, de rápida circulación de pelota y evitando la horizontalidad de los pases ya que un error en un pase de banda al medio o del medio a la banda significa una ocasión magnifica para desplegar toda su verticalidad y contraataque. Cuando no tengamos la posesión del balón, es importante lograr desconectar a sus jugadores de banda. Que sean los centrocampistas los que lleven el peso del ataque, ya que mostraran dificultades en la circulación de pelota y dejaremos al rival con la única opción del disparo lejano o pase largo sobre los puntas.

4 comentarios:

Jose Antonio blogsfcfutbol dijo...

Grandísimo análisis Javier !

como Sevillista he de decir que me siento orgullosisimo de que al fin la gente hable bien de este equipo que tantos dardos envenenados ha sufrido desde Madrid, Sevilla y Barcelona ha sufrido a lo largo de su historia.

Comparto al 100% este análisis, y creo que derrotas como la del sábado en Riazor, harán a este equipo más fuerte, porque recuerden una cosa, Riazor históricamente es uno de los estadios donde tanto Madrid como Barça se dejan puntos.

un cordial saludo desde blogsfcfutbol

y de nuevo, anhorabuena por este gran blog, que va creciendo a pasos agigantados

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

El problema del SEvilla es que para ganar la Liga, debe jugar al 100% muchos partidos y eso resulta muy complicado. Un abrazo.

Sílvia dijo...

Hola!
Completo análisis, poco puedo aportar ya...
La falta de experiencia en la lucha por los títulos "grandes" puede ser su hándicap.
saludos
sílvia

Albert dijo...

Fantástico análisis del Sevilla. Aunque esta semana haya perdido en el campo del Deportivo seguro que va a intentar codearse con los dos grandes.

Adéu!