9 oct. 2009

EL AZOTE DE BOCANEGRA: EL SÍNDROME DEL MICRO PENE

NO TODOS ASUMEN QUE HAY POLLAS Y PICHAS

Mientras estoy en un paraje desconocido de no sé qué lugar entre Madrid y Barcelona, dentro de un AVE, una idea se dibuja en mi cabeza de manera vaga, provocada sepa Dios por qué extraño mecanismo neurológico o cognitivo, que de repente toma forma en mi mente hasta que estalla y comienza a deslizarse a través de mis dedos, a través de mi portátil...

El caso es que... por cierto, de repente comienza a apestar dentro del AVE. No puedo dejar de pensar que eso se debe a algún gas proveniente del asqueroso culo de algún ejecutivo de pacotilla, que piensa que, enmascarado en su traje caro y su gomina, no me doy cuenta de lo indigno que resultaría hacer una prueba de olores para ver si ha tenido un escape gaseoso y dar positivo en ella.

Este hecho que a priori parece fuera de contexto y aislado no hace más que reforzar la idea que se estaba formando en mi cabeza sobre el curioso síndrome que sufren algunos presidentes de equipos en España que, bajo mi punto de vista, acusan lo que denomino “Síndrome del micro pene” (SMP en adelante).

Y es que, el SMP, originariamente se da en aquellas personas que, debido a que tienen el tamaño del pene muy inferior a la media humana, desarrollan una serie de conductas y pensamientos disfuncionales, orientados a querer demostrar y ensalzar, ya sea de manera consciente o inconsciente, justamente aquello de lo que carecen.

Así, tenemos muchísimos ejemplos de SMP en el mundo. Algunos ejemplos ilustres podríamos decir que serían Eiffel o Jean Nouvel (el creador de la fálica Torre Agbar), por razones obvias. Otras conductas típicas serían la necesidad de “marcar paquete” o demostrar la hombría y la fuerza constantemente (sino, vayan a cualquier gimnasio y entenderán a lo que me refiero). Es algo bastante extendido, pero siento no poder daros datos estadísticos de incidencia ya que carezco de información clínica (y además es un síndrome que yo mismo he acuñado).

Y cómo no podría ser de otra forma, en el mundo del fútbol tenemos ejemplos bien claros de SMP. Para mi ojo clínico, los dos ejemplos más grandes de SMP los encontramos en las figuras de los directivos de Valencia y Atlético de Madrid.

Llorente en un lado y Gil Marín en el otro, parece que no están muy contentos con su “herramienta” ya que están empeñados en aparentar lo grande que son sus clubes en cuanto a presencia internacional, potencial deportivo y “grandeza” en términos generales, cuando en realidad, si levantas y miras lo que hay debajo de los pantalones es realmente raquítico: una política de fichajes nula por falta de liquidez, incapacidad para competir en Europa, deudas que ahogan e hipotecan el futuro del club y actuaciones no siempre “limpias” de sus dirigentes.

No obstante, estos personajes se dedican a intentar competir y plantar cara a los grandes clubes para retener a sus estrellas contra su voluntad intentando ser alguien cuando en realidad hace mucho que deberían haber cambiado el chip y actuar con otro modelo deportivo. No puede ser que para retener a un Kun (que para mi no es para tanto y no sé por qué se le da tanta bola) o a un Forlán, dejes de reforzar al equipo de un año para otro. O que el Sr. Llorente secuestre a Villa y Silva dejando pasar suculentas ofertas. ¿No os dais cuenta que la tenéis pequeña joder?

Entiendo que necesiten creerse grandes clubes porque sus penes no dan para más, entiendo que es así... pero creo que es totalmente de locos querer compararse con un caballo cuando la tienes como un tití.

Actualmente, lo único que les queda de grandes a estos equipos son sus historias y el aforo de sus estadios. ¿Por qué continúan vendiéndole a sus aficiones la moto con que son Nacho Vidal? No son Nacho Vidal. Hace mucho tiempo que el pene de estos equipos se desintegró y hay que admitirlo, salir del armario y que los Llorentes y Gil Marines de turno nos dejen de tomar el pelo, engañar o meterse pañuelos en el paquete para aparentar lo que no se puede ya disimular de ninguna de las maneras.

Señores, dejen de intentar medirse con las largas trompas de Laporta, Florentino, Berlusconi o Abramovich, porque a la legua se ve el complejazo de pollas cortas que tienen y sus clubes no se lo merecen.

Bocanegra

7 comentarios:

Gabriela Miranda dijo...

Tanto Atléti como Valencia deben de recordar su pasado, pero con sus actuales mandatarios eso es casi imposible.

Saludos.

DRJ dijo...

Fantástico articulo. Resumen muy bien el hecho de que hay mucho acomplejado en la poltrona de los clubes españoles.

Un saludo!

guilmar dijo...

Si la cosa es tal y como la expones...¡cuánto churricorto hay en el panorama futbolístico español, colega!
Buena exposición de una conjetura.

Anónimo dijo...

jajajaja de dónde habéis sacado a semejante elemento que escriba estas cosas!!!

dios... pero es contundente, eso sí!

areadegol dijo...

Buen post, es bastante gracioso pero tienes toda la razón, aunque si es por equipo Berlusconi tendría que estar en el paquete o peor aún.

Saludos!

guilmar dijo...

Contesto a Areadegol por alusión a Berlusconi. Al ser este sr. italiano y en vista de los guateques que se monta, deberías saber que él se basa en un dicho muy popular italiano y por eso, aunque posiblemente sin saberlo, Juan S. Rios le haya incluido entre los penes del bando de Nacho Vidal. Dice así: Si la forza va bene, avanti con il pene; si la forza mengua, avanti con la lingua...mai, si li vigore e nulo, avanti con il culo.
Un saludo.

Juan S. Ríos dijo...

@ Gabriela Miranda:

Los dirigentes de están llevando a sus clubes a una situación insostenible, tanto para los clubes como para ellos mismos.

@ DRJ, areadegol y Guilmar (I):

Nos alegramos de que os haya gustado el último Azote de Bocanegra!

@ Anónimo:

http://calentandobanquillo.blogspot.com/2009/09/conociendo-bocanegra.html

Ahí puedes ver todo lo que nosotros mismos sabemos de Bocanegra.

@ Guilmar:

Muy bueno y poético el dicho italiano! jeje

No obstante, este artículo se ha de atribuir a Bocanegra (como todos sus azotes, que nos hace llegar semanalmente), no a mí.

Un saludo a tod@s!