30 oct. 2009

EL AZOTE DE BOCANEGRA: FUTBOLISTAS SEMIDIOSES

Bocanegra me ha hecho llegar su artículo, que paso a publicar. Según dice se le ha estropeado el ordenador, y camufla su ineptitud informática echando balones fuera, en el propio artículo lo leeréis. Os dejo con él:


MAMADA DIVINA... ¡Y QUE NO FALTE!

Hoy vengo calentito por varios temas: el primero es que tengo mi ordenador personal estropeado desde hace varias semanas y los ineptos frikis técnicos informáticos no son capaces de dar con la tecla (últimamente esta expresión la escucho hasta en la sopa, pero referida al mundo futbolístico... otro estúpido eufemismo para decir que un entrenador no es capaz de hacer mover el culo de sus jugadores con coherencia) y dejar mi PC listo para poder desmenuzar mis pensamientos.

Otro de los temas que me tienen bastante quemadito es el patético video de CB que se ha colgado en YouTube... con esto les quiero decir a los señores administradores de este blog, que la falta de medios técnicos debe ser siempre compensada con talento si no quieres crear mierda... y en este caso, el talento audiovisual carece por su ausencia. El tempo de las imágenes no está coordinado con la música y además ésta está mal elegida. El video está falto fuerza y personalidad y, personalmente, creo que está bastante por debajo de la calidad del blog, sobretodo de mi sección. Y me niego a estar rodeado de mediocridad.

Dicho esto, me gustaría centrarme en el eje primordial de mi mala leche. El otro día estuve viendo el partido de Alcorcón vs Real Madrid en la habitación de un hotel de un bonito paraje de Euskal Herria. No se si porque me impregné del ambiente euskaldún del lugar, pero ver el partido me produjo una sensación a caballo entre la náusea, la vergüenza ajena y la pena hacia la entidad merengue. Evidentemente, todo esto me lo provocó la patética imagen ofrecida por el mejor club del S. XX (según la IFHHS y mi percepción).

Empecé a darle vueltas a la cabeza y a pensar en lo injusto de esta vida. En primer lugar, empecé a pensar en mi mismo en un ataque de egocentrismo; ver cuánto debía trabajar y lo que debía esforzarme para ser un hombre de provecho en la vida. Todas las semanas viajando de arriba para abajo para ganar un sueldo irrisorio en comparación con lo que cobra el peor de los jugadores con ficha de profesional en primera división.

Pero es que en unos segundos me empecé a plantear que si comparaba a esos jugadores, instalados en la autocomplacencia, en el lujo, en el glamour y en la facilidad en todos los aspectos de la vida, con un obrero de la construcción, un agricultor magrerbí en El Egido o un reponedor de Mercadona, todavía me ponía de peor hostia.

No quiero caer en la crítica populacha y facilona, pero es que me parece patético que entre todos hayamos convertido a los futbolistas en semidioses en muchos casos y en auténticas deidades en algunos.

Prensa, aficionados, bloggers, patrocinadores... todos hemos contribuido a crear esta auténtica montaña de mierda alrededor del fútbol. Así podemos encontrar casos como el de Alcorcón, en el que si hubiera podido, hubiera despedido a jugadores, cuerpo técnico y demás en el minuto 1 después de lo acaecido.

¿Cómo pueden tener semejante falta de respeto hacia la humanidad? Está claro que el fútbol no es una ciencia exacta, no critico los criterios técnicos o tácticos... evidentemente los del Alcorcón no eran precisamente cojos. Pero esa falta de sangre fría, de nivel profesional, de calidad y de entrega me dejó estupefacto.

¡Qué mal repartido está el mundo! Esto es una auténtica locura. Es como el caso que comenté de Maradona la semana pasada. Un ex yonki totalmente pajarón que ahora dirige el fútbol de su país. Todo esto pasa por la extraña áurea de deidad que le hemos colgado a esta gente que, en ocasiones (y no los culpo directamente por ello) no son conscientes de los privilegios que tienen. Entran gratis en las mejores discotecas, son invitados a los mejores restaurantes, puede follarse, hasta el más feto y fétido a la mujer más bella (el poder las pone burras a la mayoría) cobran un pastizal y su coche de empresa no es precisamente un Seat Ibiza. Y yo me pregunto, ¿no cagan acaso, como cualquiera de nosotros? Pues en la mayoría de casos, cagarán más porque están a reventar de marisco, buenas carnes y pescado, vinos, dinero y lujos.

Sí, es muy injusto, lo sé. Y todo ello para luego ver como les vapulea un equipo quasi regional. Pero la culpa, señores, la tenemos todos nosotros. Así que no nos queda más remedio que poner el grito en el cielo cuando ocurren escándalos similares, pero no os engañéis ya que irremediablemente volveremos a practicar felaciones divinas cuando el equipo de turno vuelva a engañar a sus aficionados con algún gol fantástico. Lo que interesa, al fin y al cabo, es seguir manteniendo esta podrida maquinaria.


Bocanegra

2 comentarios:

Sílvia dijo...

Hola!
lo del "azote" es cierto ;)
saludos
sílvia

futbollium dijo...

Bocanegra tiene razón en lo que dice . Y cuidado como el Madrid remonté la eliminatoria en el Bernabeu , que empezarán a caer portadas y halagos por doquier . Los ahora criticados y humillados jugadores del Madrid serán , de nuevo , considerados los mejores del mundo . Termino con tu frase : Lo que interesa, al fin y al cabo, es seguir manteniendo esta podrida maquinaria.

Un saludo