22 oct. 2009

¿QUÉ SUCEDE ENTRE TAMUDO Y EL ESPANYOL?

Raúl Tamudo. Real Club Esportiu Espanyol. Hasta hace no demasiado tiempo, pronunciar unas palabras u otras era lo mismo. Tamudo era el Espanyol y el Espanyol era Tamudo. El de Santa Coloma era el símbolo espanyolista por excelencia. El símbolo de la resistencia periquita y, por qué no decirlo, del anti-barcelonismo espanyolista.

La situación ha dado un giro de ciento ochenta grados. El futbolista que tantas tardes de gloria ha deparado todos estos años a la parroquia espanyolista llena páginas de diarios. El desencuentro entre directiva y futbolista es total. El entrenador, lógicamente, se posiciona del lado del club. Como se dice en Cataluña, "qui paga mana".

Declaraciones cruzadas. Presuntas cartas del delantero pidiendo su marcha. Mentiras. Desmentidos. ¿Pero quién miente? El último triste capítulo de esta sucia historia lo ha escrito el propio futbolista. El marco, una comida entre plantilla y directivos. Los protagonistas, un vicepresidente del club y Raul Tamudo. El delantero se equivocó con un gesto tan poco inteligente como poco caballeresco, dejando al directivo con la mano tendida al negarle el saludo.

Como en toda polémica entre dos partes, es muy dificil discernir cual de las dos partes está amparada por la verdad. Quizás ni club ni jugador tengan la razón. No obstante, lo que es innegable, es que todo un símbolo para club y afición como ha sido Raul Tamudo no merece esta salida del club al que tanto ha dado y del que tanto ha recibido.

3 comentarios:

Alex dijo...

Pues visto desde fuera tiene toda la pinta de que el representante quiso sacar un último gran traspaso o renovación, Tamudo peco de inocente dejandolo todo en sus manos, y casi se carga una relación que ya estaba deteriorada tras varios intentos del club en años anteriores por hacer caja a costa del bueno de Raúl.

saludos

Con Rombo

areadegol dijo...

La verdad es que no es nada positivo que un emblema como Tamudo vaya a salir de esta manera del equipo. Es una pena.

Saludos!

Gabriela Miranda dijo...

Una pena que el Espanyol no respete a su capitán, aunque bueno, este año, hasta eso le han quitado.

Saludos.