16 feb. 2010

EL ANÁLISIS DE JAVIER GALERA: U.D ALMERIA

Hoy analizaremos a la U.D Almeria y la forma de trabajar de un excelente técnico que ha llegado al equipo en sustitución de Hugo Sánchez. Disculpad la demora, me ha sido imposible actualizar la sección con la asiduidad que habría deseado.

Primero de todo tenemos que asentar los precedentes a la llegada de Lillo al banquillo almeriense. El equipo, después del ascenso a primera (mucho creíamos que sería efímero) se ha ido consolidando poco a poco gracias en parte trabajo de Unai Emery, técnico joven pero que sentó las bases de un equipo con recursos limitados, conocía perfectamente a la plantilla y es un claro ejemplo de lo que debe ofrecer un entrenador de futbol, que no es otra cosa que sacar el mayor rendimiento posible de los recursos disponibles. Domina la estrategia como pocos y es posiblemente el equipo que más rendimiento saca de este tipo de jugadas. Defensivamente, el equipo se mostraba muy rocoso, pero en ataque mostraba dificultades en la creación de fútbol y ocasiones.

Los puntos solían llegar por 3 factores determinantes, el primero es la gran defensa (en conjunto, no tan solo de los 4 defensores), el segundo factor es la estrategia y el último, Negredo, goleador del equipo, delantero de 20 goles por temporada y encargado de convertir las pocas ocasiones generadas por el equipo en ataque. La conjunción de estos 3 factores hacía del Almeria un conjunto difícil de batir.

Con la salida de Emery, el equipo siguió dominando las jugadas a balón parado, pero la salida de Negredo este verano, ha sido un revés importante para el equipo, que ya no tiene la capacidad de materializar las pocas ocasiones generadas. El gran problema del equipo durante esta temporada, no es otro que la falta de gol, posee delanteros de calidad pero su efectividad es más que discutible.

Juanma Lillo, llega a Almería a implantar su sello, es un entrenador muy metódico, un crack en los banquillos y que muchos tienen una imagen muy distorsionada de él, se le ha calificado de vendehúmos, filósofo, fantasma etc... Nada más lejos de la realidad, en realidad pienso, que quien lo descalifica, es por falta de comprensión, por su incapacidad de ver más allá del concepto. Si analizamos tranquilamente sus declaraciones y conceptos, podremos observar, que a diferencia de muchos, sus palabras no están vacías, sus conceptos (a veces abstractos) están llenos de significados y relacionados con una forma particular y única de ver el fútbol. Quizá el mayor hándicap con el que se ha encontrado a lo largo de su carrera (a parte de no haber sido jugador profesional) es la incomprensión, producida en parte por su manera de hablar, pero incomprensión al fin y al cabo.

Mejorar los resultados obtenidos por el anterior entrenador, no será muy difícil. No voy a extenderme mucho en hablar de Hugo Sanchez, todos hemos podido observar sus limitados recursos y encima sacar pecho de todos sus “logros”, con un ego y prepotencia que no estaban en concordancia con sus méritos como entrenador. Un entrenador no puede salir contento, porque el F.C Barcelona solo te ha metido 1 gol, gracias a su súper táctica, la rueda de prensa posterior al partido fue realmente esperpéntica, parecía que había ganado el partido!!! Hablando de cómo había parado a Xavi (con el recurso fácil del marcaje individual), en un partido en el cual, lo único que hicieron fue defenderse, plantar la línea de 4 en el borde del área, 5 hombres en el centro del campo y el punta cubriendo al pivote defensivo blaugrana!, esto para mí no es defender bien, es defender por acumulación y si el Barça ese día no le metió 10 fue porque dios no quiso. Cuando se juega, se hace para ganar, para perder por poco simplemente quédate en casa .

No hay duda de que Lillo es un entrenador especial. Quien le fiche, debe entender para que lo ficha. Si lo que quiere es resultado inmediato, Lillo no es su hombre, él no ofrece resultados a corto plazo, él ofrece una idea de juego, una forma de trabajar y un conocimiento extraordinario del entrenamiento, que muy pocos afortunados pueden ofrecer (Guardiola, Louis Van Gaal, Mourinho …) y que sin duda, con el tiempo y confianza, los resultados acaban llegando. Sus equipos, ganen o pierdan, siempre tienen algo que ofrecer, siempre juegan a algo, con criterio y creo sinceramente que el Almería crecerá partido a partido.

No voy a hablaros sobre la táctica del equipo, lleva muy pocas semanas en el cargo y además, he de ser honesto y decir que no la conozco en profundidad (tan solo lo pude ver el día del Villarreal- Almería). De lo que vamos a tratar en este artículo es sobre Lillo, conocer a Lillo creo que nos ayudará a hacernos una idea de su manera de entender el fútbol y en consecuencia el fútbol que practicará la U. D Almería.

Lillo emplea un sistema metodológico global que no diferencia el fútbol en partes, ya que así se descontextualiza. Es decir, concibe el fútbol como un todo no como la suma de las partes. Por tanto, no logra “separar” lo que es defender de atacar, sino que concibe el equipo según éste tenga disposición el balón o no. "No me gusta separar ni fracturar ninguna zona ni ningún futbolista de lo que es el contexto de un equipo. Todos deberíamos enfocar el juego desde una perspectiva social para no disociar cosas que no están disociadas".

Por otra parte, y relacionado con la forma de entrenar y ver el fútbol, Lillo da mucha importancia al entrenamiento de los movimientos sin balón, hecho muy importante y que muchos entrenadores no consiguen entrenarlo de forma efectiva. De los 90 minutos más el descuento que dura un partido, cada jugador posee la pelota en su dominio alrededor de 1 y 2 minutos, y el resto del tiempo lo pasa sin balón, por tanto, es importante saber qué hacer cuando un compañero tiene la posesión, cuando la tiene el contrario y realizar los movimientos adecuados en función de cada jugada en particular. El fútbol es movimiento constante, no se trata de ocupar un espacio y esperar a que llegue la pelota, sino que se trata de generar un espacio, para después ocuparlo de forma efectiva (ni antes, ni después, sino en el momento justo). El entrenamiento de este aspecto es complicado, requiere tiempo y un gran esfuerzo mental por parte de los jugadores.

Soy consciente de que tan solo he realizado una “presentación”, posiblemente ni siquiera eso, tan solo han sido 4 pinceladas pero que considero que nos pueden ayudar a la hora de formarnos una idea de lo que es Lillo y lo que representa. No he querido profundizar más sobre conceptos e ideas y he resaltado algunas de ellas como simple introducción a una forma diferente de ver el futbol. Lillo es de esos entrenadores que no dejan indiferente, de los que crean escuela y Pep Guardiola puede dar buena fe de ello.

No hay comentarios: