14 mar. 2010

LA LIGA SIGUE IGUAL

La contundencia de los dos grandes del fútbol español ha quedado de nuevo patente en el campeonato nacional. Tanto Barcelona como Real Madrid han goleado a Valencia y Valladolid respectivamente para mantener al rojo vivo la pugna que ambos clubs están protagonizando para alzarse con el título de Liga.

BARCELONA 3-0 VALENCIA

Primero fue el Barcelona el que vencía al conjunto che. Los hombres de Guardiola, conscientes de la necesidad de no dejarse puntos en el camino golearon a los de Emery con un contundente 3-0, obra y gracia de Leo Messi. A pesar de lo abultado del marcador, el partido no fue un camino de rosas para los culés. El Barça vio como el Valencia le ponía las cosas difíciles durante la primera parte, llegándolo a pasar realmente mal en algunas fases de dicho periodo.

Pero, en esto del fútbol ya se sabe, ante un rival de esta entidad no se puede perdonar, se han de aprovechar las pocas ocasiones que se tengan porque en el momento que la maquinaria se ponga a funcionar estas perdido. En la segunda parte, la maquinaria culé funcionó a la perfección. Gran parte de culpa del cambio de imagen de los locales la tuvo la entrada al terreno de juego de Herny, que dio mas vida y movilidad al juego azulgrana. Messi fue el encargado de hacer los tres goles para meter presión al Real y seguir como líder en la lucha por el Pichichi.


VALLADOLID 1-4 REAL MADRID

El Madrid visitaba Zorrilla herido tras el varapalo sufrido en la Champions ante el Lyon. Cuando un equipo con la gente de la calidad de Ronaldo y compañia está herido es mejor que no te pille demasiado cerca, ya que puedes resultar herido. Eso fue lo que le pasó al Valladolid. Una apisonadora blanca lo dejó absolutamente aplastado. El primero en mojar fue Cristiano, mediante uno de sus famosos lanzamientos de falta, esta vez un pequeño desvío de la barrera pudo ayudar a que el balón entrase más ajustado al palo, impidiendo que Villa llegase al mismo.

El Valladolid, sabedor de la imposibilidad de jugar al Real con sus mismas armas, optó por el juego duro, excesivamente duro. Las patadas a los blancos fueron una constante durante todo el encuentro, en especial hay que reseñar el pisotón de Nivaldo a Cristiano sin balón de por medio, del cual se escapó sin sanción alguna. No fue precisamente la noche del colegiado ya que, además de la acción de Nivaldo, pudo haberse tragado dos penaltis del Real Madrid y alguna que otra tarjeta para los pucelanos. Quien si tuvo su noche fue Higuain que, al igual que Messi, anotó tres goles que le quitaron el mal sabor de boca de la nefasta noche europea. Veremos si cuando llega el momento el Argentino es capaz de lograr aquello que tanto le demandan, que no es otra cosa que rendir así de bien en las noches importantes ante rivales de altura. Por cierto, ahora parece que Higuain y Cristiano ya se llevan bien de nuevo... en fin, esta es la prensa que tenemos.


Fotos | Yahoo Deportes

No hay comentarios: