11 mar. 2010

RESUMEN VUELTA DE OCTAVOS CHAMPIONS 09/10 (I)

FIORENTINA 3-2 BAYERN

El conjunto alemán logró el pase a cuartos a pesar de la derrota en tierras italianas. El 2-1 de la ida se quedó corto para la Fiore, que se quedó fuera de la Champions al recibir dos goles en su propio feudo.

Cuando ya había transcurrido el ecuador del primer tiempo llegó el primer tanto local, obra de Vargas, que encarrilaba la eliminatoria para éstos. Por si fuera poco, poco después de la reanudación tras el descanso, Jovetic anotó el segundo para los de Prandelli. La Fiore se las prometía muy felices, pero el Bayern cambió el chip, las circunstancias habían cambiado y los de Van Gaal supieron reaccionar. A los seis minutos llegó el tanto de Van Bommel para igualar la eliminatoria. Cuatro minutos más tarde Jovetic volvía a decantar la balanza para la Fiore. Apenas un minuto después del tanto de Jovetic llegó la magia, Robben, tras una magnífica jugada puso el balón en la escuadra de la portería para sellar el pase teutón a cuartos de final.


ARSENAL 5-0 OPORTO

Los gunners, pese a la ausencia obligada de Cesc, dieron un autentico baño a un pasivo Oporto. Arshavin, Bendtner y Nasri fueron un puñal para los portugueses.

Tan solo 15 minutos bastaron a Bendtner para endosar dos goles a los lusos, ambos a pase de Arshavin, y cambiar por completo la decoración del partido y el planteamiento de los visitantes, que ahora estaban obligados a marcar si querían luchar por el pase. Tuvo ocasiones el Arsenal de sentenciar antes del descanso, pero por fortuna para el Oporto esto no sucedió. Los portugueses comenzaron a creer en la posibilidad de igualar la eliminatoria, esto sirvió a los locales para aprovechar los huecos creados y acabar de sentenciar el pase. Nasri fue el autor del tercero, un gol de bella factura, aunque contó con la pasividad de la zaga lusa. Tres minutos después Eboué hizo el cuarto, en una contra y de nuevo a pase de Arshavin. Pero aun faltaba el gol que redondeara el marcador del partido y el particular de Bendtner, que de penalti logró el hat-trick.


REAL MADRID 1-1 LYON

Este empate en el Bernabeu sirvió al Lyon para acrecentar la maldición del Real Madrid con los octavos de final de la Champions League, ya van seis años sin vivir unos cuartos de final para los madridistas.

Los hombres del Pellegrini salieron enchufados el partido. Prueba de ello el gol tempranero de Cristiano, que parecía indicar que el Madrid sería el de las grandes noches. En parte lo fue, al menos en cuanto a ocasiones durante la primera mitad. Higuain se topó una y otra vez con aquello que tantos le achacan, en las citas importantes sus goles desaparecen; y es que durante este primer tiempo falló, como mínimo, dos ocasiones claras, una de ellas dio en el palo. El periodo de descanso fue crucial para el Lyon, tras él, el conjunto francés salió a por todas, buscando el tanto que obligase a los blancos a marcar dos más. Los blancos, por su parte, no supieron encajar el inesperado empuje del Lyon y, poco a poco, el cansancio fue haciendo mella.El Madrid era incapaz ni tan siquiera de acercarse a las inmediaciones del área rival. Un pésimo Kaka, un fallón Lass, un desaparecido Granero y un cansado Guti, fueron incapaces de llevar el juego al terreno que más interesaba a los blancos. Lo de Kaka, comienza a ser preocupante. De Guti nada nuevo, sigue siendo aquel jugador incapaz de rendir bien u partido completo. A falta de 15 minutos para el final llegó el mazazo para los blancos, en forma de gol de Pjanic. ¿Que factores han influido en la catástrofe madridista? ¿Quien, o quienes, deben pagar los platos rotos? Pellegrini es ahora el blanco fácil, pero ¿es el blanco justo?


M. UNITED 4-0 MILAN

Beckham volvía a su casa en una de aquellas noches épicas europeas, fue muy bien recibido, aunque no debió irse nada contento. El choque de los dos grandes prometía mucho, pero el Milan está lejos de ser aquel equipo que maravillaba años atrás.

De nuevo Rooney fue el protagonista de un duelo europeo. Este ambicioso y poderoso delantero marcó los dos primeros goles de los ingleses. El Manchester fue el único dueño y señor del encuentro. El Milan entregó el balón a los ingleses y se limitó a realizar disparos lejanos e infructuosos. Park y Fletcher fueron los autores del tercero y el cuarto respecivamente. El Milan se encuentra en un estado deportivo lamentable, ha de afrontar una profunda remodelación de plantilla si quiere volver a ser el equipo que ha sido. El Manchester, junto con el Arsenal, ha demostrado que el apelativo de "La Liga de las estrellas" debería ser atribuido a la Premier, y no a la Liga española.

3 comentarios:

Anibal dijo...

Decepcionante el Madrid en el 2do tiempo, en fin...
Saludos!

Pablo dijo...

recibido es con b, no con v.

La primera fase es el primer tiempo y fue dominado por el equipo merengue porque fue arrollador. Los franceses estaban muertos, no tenían respuesta. Los locales llegaban una y otra vez a la frontal, faltaba el último pase, pero se tenía la posesión de balón; la segunda fase es el segundo tiempo y los franceses acusaron positivamente los cambios al tener mayor criterio y mayor control de los tempos del encuentro.

Los pupilos de Claude Puel fueron víctimas en el primer tiempo. El fútbol es fortaleza mental, capacidad de respuesta y ante la adversidad, mostraron jerarquía aunada con la personalidad. El equipo blanco perdió la pelota, fue víctima de su virtud. Prefieren retrasar líneas, alimentar la fe del adversario para matarle a la contra. Ante la falta de fuerzas, los blancos defendían con ocho para dejar a tres jugadores para la contra.

En el ida y vuelta, los blancos siempre ganan, son letales en el juego de contra. El Olympique de Lyon crecía, incluso caía en la trampa. Sobre Kaká, quitarlo era darle la excusa perfecta al enemigo. No puedes sustituir al brasileño si las variantes no existen, quedan diez minutos, la prórroga ya no es posible y necesitas dos goles. El Bernabéu se calló, la presión llegó a la piernas de los futbolistas y el partido se murió.

En el otro lado, Claude Puel fue determinante en los cambios. Arriesgó metiendo a Toulalan de central. El joven Gonalons aporta mucha fortaleza a la zona ancha y Källström dominó el campo. Su zurda hizo estragos, movió al equipo de un lado a otro, activó a César Delgado sin perder a Govou. Todo ello complementado desde la segunda línea con las continuas llegadas de Pjanic, finalizando una en gol.

Saludos desde La Pizarra

Jose J. Rios dijo...

@anibal
Muy decepcionante, y ya van 6 años...

Saludos!

@Pablo
Gracias, ya está modificado, y la de acentos que me he comido, si es que no se pueden hacer artículos a esas horas...

Saludos!