13 abr. 2010

EL ANÁLISIS DE JAVIER GALERA: RCD MALLORCA

A continuación vamos a analizar el juego del que es, sin duda, el equipo revelación de la temporada. El R.C.D Mallorca no cuenta con una plantilla especialmente amplia, ni tan solo un 11 fuerte, pero a base de trabajo ahí está, en posición de champions y de seguir con esta dinámica tan positiva de resultados a final de liga estarán en puestos Europeos.

Antes de nada, hay que felicitar a todo el EQUIPO (desde$ los jugadores hasta el que lleva el agua) por todo lo que han logrado en esta temporada histórica para la entidad balear. Nosotros, los aficionados, nos podríamos preguntar por los secretos de este gran Mallorca y sin saberlo a ciencia cierta, todos coincidiríamos en que el gran secreto del equipo es el VESTUARIO. Capaz de abstraerse de todos los problemas financieros y la inestabilidad reinante en la directiva, unirse en torno a un objetivo común y remar todos en la misma dirección.

Muchas veces, nos amparamos en el trabajo como medio para obtener los objetivos marcados, trabajar a destajo, para después conseguir en un futuro el fruto de este laborioso esfuerzo. Pero si el trabajo fuera la fórmula mágica, todos los equipos estarían en la misma situación, todos trabajan mucho, se sacrifican y lo dan todo y más para poder conseguir los objetivos. Por tanto, y partiendo de la base de que todos los equipos trabajan muchísimo, lo que realmente marca la diferencia no es la cantidad de trabajo, sino la calidad del mismo. Hay equipos que trabajan cuantitativamente una cantidad ingente de horas, pero cualitativamente ese trabajo no da el fruto esperado.

El artífice principal de todo esto, es Gregorio Manzano y su cuerpo técnico, culpables todos ellos de que esos conceptos positivos en relación al trabajo no caigan en saco roto, no sean conceptos vacios hechos de cara a la galería. Manzano, ha sido capaz de tirar adelante con un equipo roto, lleno de parches y que año tras año le venden a sus mejores jugadores para traerle unos sustitutos que individualmente no tienen la misma calidad que los que marchan. El equipo no se resiente, más bien sale reforzado y temporada tras temporada mejoran la clasificación anterior. Conseguir todo esto con tan poco es muy difícil, y la culpa no la tiene otro que Gregorio Manzano.

Analizando el equipo, vemos como el equipo parte de un 4-4-2 muy matizable. Ya que es un equipo muy versátil, que es consciente de cuáles son sus virtudes y defectos y partido tras partido podemos apreciar la gran calidad táctica que posee el equipo. El conjunto tiene una identidad propia, pero ésta, en función del rival al que se enfrenta, varia y convierten lo previsible en imprevisible. El once tipo de Manzano podría ser este: Aouate en portería, Josemi o Mattioni en el lateral derecho, Nunes y Ramis centrales (Ruben como tercer central) y Ayoze lateral izquierdo. El centro del campo está compuesto por Borja Valero, Mario Suarez, Martí y Julio Alvarez y arriba Castro y Aduriz. Pero si miramos los minutos totales a lo largo de la temporada vemos a jugadores importantes que parten des de el banquillo y que a final de temporada podrían considerarse asimismo, titulares. Es el caso de Webó, Tuni, Corrales o Varela entre otros.

Cuando comento que utilizan un 4-4-2 muy matizable, me refiero a la capacidad del equipo a adaptarse a las distintas situaciones que se producen durante los partidos, ya que muy a menudo podemos ver al equipo, jugando un 4-2-3-1 pasando un delantero a la media punta o los centrocampistas por la banda convertidos en extremos y asi aprovechar la velocidad (sobretodo de Julio Alvarez) para perforar la línea defensiva rival cuando el marcador es favorable y necesitan aprovechar los contraataques.

Sobre la identidad del equipo, no sabríamos decir si es ofensivo o defensivo, un equipo que domine el juego de posición o el contraataque, si utiliza el juego directo o elaborado etc… y esto, si está bien conjuntado (como lo está este Mallorca) es una gran virtud. Ya que, en función del rival, el equipo es capaz de interpretar lo que necesitan a las mil maravillas, hemos visto al Mallorca ante rivales “inferiores” dominar el juego de posición y elaborar jugadas realmente buenas, ante rivales “superiores” han hecho uso del contraataque como ante el Barcelona, que durante muchos minutos del encuentro fue incapaz de encontrar su patrón de juego y le causó muchísimos problemas saliendo a la contra y explotando al máximo las jugadas a balón parado.

Evidentemente el equipo es muy mejorable, no posee una plantilla especialmente amplia y sus recursos son limitadísimos, pero yo como entrenador, estaría orgullosísimo de poder disponer de tanta calidad humana como ofrece la plantilla del R.C.D Mallorca. Todo unión, trabajo, calidad y por encima de todo HUMILDAD serian las palabras adecuadas para definir a este gran EQUIPO.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Grande Manzano y grande Mallorca. Estamos en puestos champions!!!!

FI dijo...

Sublime análisis. Borja Valero es un todo terreno, lo reitero.

Me gustaría que participases en la quiniela que regala la biografía oficial de Pelé :)