25 sept. 2011

Goleada y poco fútbol de los blancos

El Real Madrid espanta la crisis a base de goles, que no de buen juego. Quien, viendo el resultado final del derbi madrileño de esta noche, crea que los blancos arrasaron a los de Vallecas está muy equivocado. El Rayo salió a jugar al Real de tú a tú, apuesta valiente que se vió premiada con un gol tempranero que volvia a sacar los fantasmas al Madrid.


La ambición de los visitantes no decreció en todo el encuentro, manteniendo en vilo el posible resultado final durante toda la primera parte. La expulsión por doble amarilla de Di Maria, con 3-2 en el marcador, vaticinaba una complicada segunda mitad para los merengues.

Con estos ingredientes Mou decidió juntar lineas atrás y intentar matar el partido a base de contragolpes, y así fue. El acrobático tanto de Varane y los dos de pena máxima de Cristiano ponían el definitivo 6-2 en el luminoso. Los visitantes sufrieron físicamente durante la segunda parte,cosa que aprovechó el Madrid para alcanzar la goleada.

Cabe destacar que la entrada de Ozil al terreno de  juego supuso un cambio radical a su forma de encarar el encuentro. Gran partido de Lass (el del Rayo), nefasto partido de Lass (el del Madrid).

1 comentario:

elultimogol dijo...

He visto dos partidos del Rayo esta temporada, uno frente al Athletic y el otro el sábado y me enamoró por su manera de afrontar el partido, sin especulaciones y sin complejos, con las ideas muy claras. Del Madrid casi mejor que ni hablamos...

Un saludo.