21 ene. 2013

El hombre de los 300


Di Maria Ronaldo Madrid
Cristiano Ronaldo, con sus dos goles ayer al Valencia en Mestalla, se puso ya con 300 a lo largo de su carrera deportiva. Más de la mitad de estos goles los ha hecho con la camiseta del Real Madrid, en las tres temporadas y media que lleva en el club blanco.

174 partidos ha disputado el portugués con el Real Madrid, consiguiendo anotar en 177 ocasiones. Sin duda los número de Cristiano son espectaculares, no en vano se ha convertido en el mejor goleador de la historia del Real.

A lo largo de estos tres años y medio en que el Madrid ha disfrutado de su fútbol la polémica no se ha separado del devenir diario de Ronaldo. Su fuerte carácter ha sido capaz de cosecharle tantos defensores como detractores entre los aficionados españoles. Bien es cierto que entre la parroquia blanca la gran mayoría, actualmente, son defensores. Quedó patente el en pasado partido copero ante el Valencia, donde Ronaldo se llevó dos ovaciones tras sendos errores de cara a portería.

Desde España, antes de llegar al Madrid, Cristiano ya proyectaba una imagen de prepotencia que no le hacía ningún bien. Aun así a nadie escapaba que se trataba de uno de los mejores jugadores del momento. Una vez llegó a la capital española ha sido capaz de despertar los odios de la aficiones rivales, siendo pitado, abucheado e insultado en todos los campos que ha pisado. A lo largo de los años, su reacción a estas situaciones han ido variando, en numerosas ocasiones le hemos visto levantar los brazos pidiendo más a la afición rival; en otras ocasiones, sobretodo últimamente, le vemos ignorar el entorno y centrarse en echarse el equipo a la espalda a base de juego, asistencias y goles.

Cristiano es de aquellos jugadores que amas o odias, no deja a nadie indiferente. Pero si continua por el camino que lleva esta temporada, donde está más futbolista y menos fanfarrón que nunca, los que lo apoyan superarán a los que lo repudian.

Foto | Yahoo Deportes

1 comentario:

Sílvia dijo...

Hola
Su manera de ser le perjudica mucho.
Saludos